La moda 2000era es más importante que nunca

View Gallery
5 Photos
La moda 2000era es más importante que nunca
1:El sportswear es el nuevo space-age.

Vean todas las colecciones de otoño/invierno 2017 y primavera/verano 2018 y traten de no encontrar una visión atlética en el estilismo o productos que se ofrecen. Es un mundo activo y global, ya lo había predicho Helmut, pero hay que estar vestidos para todas las actividades del día en un solo look como #hashtageditoraentenis.

Source: Helmut Lang o/i 1999, Prada p/v 2018, Craig Green o/i 2017, Dolce & Gabbana p/v 2018
La moda 2000era es más importante que nunca
2: El post-gender es el nuevo post-gender.

Martin Margiela sigue siendo el diseñador más influyente con casi 10 años en el retiro, pero sus discípulos predican la palabra del señor a nuevas generaciones retirando el género de la ropa y reacomodándola en los clósets de hombres, mujeres y géneros inbetween que salen cada día de Tumblr. Vogue lo dijo con su portada de Gigi Hadid y Zayn Malik del agosto pasado: somos la generación que no ve la moda como algo generizado. Marcas como Vetements, Eckhaus Latta y Gypsy Sport llevan la batuta de este estilo para el hombre (?) del 2017.

Source: Gypsy Sport p/v 2018, Eckhaus Latta p/v 2018, Maison Martin Margiela o/i 2000, Gucci resort 2018.
La moda 2000era es más importante que nunca
3: Hip-hop de luxe.

No hay cosa más contemporánea que el pragmatismo de usar unos pantalones deportivos con una chaqueta bordada meticulosamente en Italia; en esos años por Roberto Cavalli o Dolce & Gabbana, en estos años por Gucci o todos los que se han montado al tren del Gucci look. A$AP Rocky es, si a caso, el maestro estilístico de este apartado, como Mary J. Blidge en cualquier evento de MTV de hace 15 años. Para complementar el look, Lanvin y Louis Vuitton tienen bucket hats en sus pasarelas para el próximo verano.

Source: A$AP Rocky en las calles de NYC, Lookbook de Gucci p/v 2018, Gypsy Sport o/i 2017, Lanvin p/v 2018.
La moda 2000era es más importante que nunca
4: Executive realness. Kinda.

Sarah Mower dice que Helmut Lang fue el primero en hacer sastrería para los no conformes. Ahora está por todos lados la versión de ejecutivo raro con su respectiva onda millenial. Martine Rose, jefa de diseño de Balenciaga para hombre, tiene buenas versiones contemporáneas para su línea homónima.

Source: Sánchez-Kane p/v 2018, Balenciaga p/v 2018, Vetements p/v 2018, Helmut Lang p/v 2000.
La moda 2000era es más importante que nunca
5: Logomanía.

Esta fue la tendencia más choteada de la época y regresó más fresca que nunca. Tom Ford y Karl Lagerfeld la llevaron al máximo para Gucci y Fendi respectivamente y ahora diferentes directores creativos retoman este branding millenial-style para los que no estuvieron ahí para verlo por primera vez. Vean alrededor: todos traen la etiqueta de fuera.

Source: Helmut Lang p/v 2018' Gucci Resort 2018, Martine Rose p/v 2018, Dior Homme p/v 2018.

Si mis cuentas son correctas – y puede que no, porque por eso escribo de moda – los 2000’s son lo suficientemente viejos para tener su propio comeback (también haciéndonos muy viejos a los que podamos darnos cuenta).

La matemática de la moda es muy simple: hay que restar de 20 a 30 años de la edad de los creativos para topar los años formativos que terminan reflejados siempre en su trabajo. Saint Laurent glamorizó los 40’s en los 70’s, Mugler los 50’s en los 80’s y los esotéricos y new age 90’s olían más a pachuli que la retórica del free-love a finales de los 60’s, ¿pero los 2000’s qué?

De hecho todo eso es mucho más complejo de lo que lo pinto, pero los 2000’s fueron un peculiar revoltijo de ideas contagiadas por la promesa de un nuevo milenio y la era digital y el boom tecnológico obligaron a la moda a estar a la altura de las necesidades del hombre moderno. ¿Qué tal que ahora sí llegábamos a colonizar la Luna? Otro gran factor estilístico fue el florecimiento global de la música R&B, hip-hop y rap, que representaban para esos años más del 25% de la música que se consumía en todo el mundo y terminó por filtrarse a las más altas esferas del diseño llevando el hood al lujo y de ahí a colarse a las masas una vez más. Los que fuimos niños pubescentes por esas épocas nos criamos viendo la última gran era de MTV y la poderosa mezcla de estilos de VH1 y podemos testificar, haciendo un poco de esfuerzo, que los looks à la Puff Daddy y Ashton Kutcher dominaron las tendencias durante los primeros años de la década pasada.

¿Pero qué tiene que ver todo esto con el 2017?
Verán: los niños y jóvenes de esos años son ahora jóvenes adultos en puestos creativos lo suficientemente altos como para detonar tendencias similares a las que los rodeaban mientras crecían. Algunos lo han llevado tan lejos como revivir el nombre Helmut Lang (el más importante heraldo del nuevo milenio) bajo el mando del muy millenial Shayne Oliver, con un approach oportuno de subculturas postgénero, aunque con un desafortunado resultado; pero ustedes entienden el punto: los 2000’s importan. Y si bien estas versiones no se ven exactamente igual, las ideas son convergentes y ahora que los jóvenes están creciendo y trabajando, los 2000’s aún tienen un par de ases bajo la manga para inspirarnos a vestir.

En galería hay cinco puntos clave para entender el impacto de esos años maravillosos en nuestra contemporaneidad.

¿Les gustan los 2000’s o les urge que se acaben una vez más?

Alejandro Peregrina

Escribo de moda y entrevisto gente. Soy la Liz Lemon de esta redacción.

Loading Facebook Comments ...