Por qué imprimo mis fotos

Siendo blogger de las estrellas, todas las fotos tienen que ser perfectas, por lo tanto tomo como 100 antes de que una salga bien. Por eso, mi celular cada dos días me está recordando que compre más espacio porque ya no le cabe nada (o sea, me va bien, pero sigo siendo un poco marro). Pero siempre he sentido que no es lo mismo tener las cosas digitales que impresas: sigo comprando la Vogue de septiembre aunque existan muchísimas páginas donde la puedes bajar gratis en PDF (luego se las paso, piratas), mi agenda es una de piel a la que le compro un repuesto de papel desde el 2001 (ni hagan cuentas, compré mi agenda a los cinco años), y créanlo o no, imprimo las fotos de mis looks cuando voy a ir a Fashion Week, para que no se me olvide qué look va en qué día y los pego en mi cuaderno.

Sí, así como si viviera en el Espacio de Cositas.

Claro que esto se complica porque generalmente las impresoras son súper grandes, o sólo hay en las oficinas – no tengo ni teléfono fijo en mi casa, menos tenía una impresora – hasta que conocí la nueva HP Lhasa a la cuál puedo mandar imprimir mis fotos desde mi celular.

Es la impresora más pequeña del mundo, por lo que no estorba; tiene muchos colores que combinan perfecto con cualquier decoración; se puede usar también como scanner y copiadora; y lo mejor es que puedo imprimir (en varios tamaños de papel, incluyendo tamaño foto) por un súper buen precio.

Ahora ningún look se me olvidará, por lo que grabé un video para ilustrar esta situación. Espero que mis técnicas de actuación sean dignas del CEA.

#SiLoImprimesNoLoOlvidas

 

Juan Pablo Jim

Fashion enthusiast and heavy drinker. Creative director at estoespurpura.com

Loading Facebook Comments ...